Ventajas y desventajas de los créditos con garantía hipotecaria

Si estás pensando en solicitar unos créditos con garantía hipotecaria pero no sabes muy bien qué ventajas te pueden aportar solo tienes que prestar atención a este artículo en el que intentamos detallarte todas los beneficios que podrías extraer de este tipo de créditos que aunque no es el más usado sí que goza de popularidad y se práctica.

Pues bien, la primera de las ventajas pasa porque a través de los créditos con garantía hipotecaria los usuarios pueden conseguir cantidades superiores a las que tendrían si solicitaran un préstamo personal, todo dependerá del valor de la casa que se dé en garantía en ese caso concreto.

Préstamo con garantía hipotecaria

Además, este tipo de hipotecas se pueden llegar a pedir aunque el crédito hipotecario de la vivienda no se haya pagado completamente, todo ello pudiendo seguir viviendo en la casa puesta como aval o también vender la casa mientras se paga. Además, cuenta con unos plazos de devolución bastante largos como los que suelen tener las propias hipotecas, llegando a alcanzar los 10, 20 y 30 años.

Eso sí, los intereses son bastante altos, ya que en algunos casos rondan el 20% aunque es cierto que se pueden llegar a conseguir más bajos en un momento determinado, además, como con los préstamos convencionales, si se deja de pagar irás acumulando intereses de demora así como gastos por gestionar los recobros.

Con todo cabe decir que este tipo de créditos puede ser una buena opción si lo que se busca es quedarse, a toda costa, con la casa al margen de los intereses elevados que se puedan llegar a pagar en un momento determinado. La ventaja fundamental es que se puede solicitar y tener probabilidad de que lo concedan aún teniendo otra hipoteca, por lo que puede ser una buena solución en un momento determinado para solicitar préstamos puntuales.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario